22 feb. 2014

"Reflexiones de un Hermano: Lo que haría por ti..."

Hola chic@s, bueno, hoy vengo con esta historia original, basada en un sueño que tuve el mes pasado con los personajes de mis historias, y como en el Concurso de Etapas en el que estoy salio la primera de escribir un One-Shot la adapte para que quedara.


Titulo: Reflexiones de un Hermano: Lo que haría por ti (no se me ocurría otra cosa)
Personajes: Kijo Kisagami y Soran Kisagami (Ambos ORIGINALES, favor de NO COPIAR NADA)
Género: La verdad no estoy muy segura...
Autora: Shirenji/ShiroKuroHero: Mariana Lara

Bueno, vamos con la historia:

He pasado demasiado tiempo en la oscuridad....
Mis ojos no reconocen el significado de la Luz....
He perdido el juego.

-...- me acomode en una esquina de este rincón oscuro, un sitio desolado desconectado en su totalidad del resto del mundo...

¿El porqué de mi soledad? pues... es simple: El frío... "ese" frío...

El frío del rechazo, la indignación, y, el peor.... el frío sentimiento que te recorre la espina cuando sabes que le has fallado a todos y a todo.

Si tan solo... si tan solo ese día no hubiera fallado... si tan solo ese día hubiese sido más fuerte... si tan solo ese día no hubiera pasado...

El día en que la soledad vino a buscarme, el día en que la muerte decidió jugarme una mala pasada, y llevarselos a ellos... a todos... menos a mi.

Se llevó a mis amigos... a mis padres... a mi hermana...

El solo recordar su cara ese día hace que los caminos trazados por lagrimas ya secas vuelvan a formarse. Ella se fué, y lo hizo para que yo me quedara.

"Prometo venir a buscarte, hermanito"

Esas fueron sus palabras, acompañadas de una sonrisa comprensiva y lagrimas callendo de su mirada tan pura y tierna, prometiendo que no me dejaría solo y que cuando me llegará la hora sería ella quien me guiara.

-Te extraño... hermanita...-

¿Por qué de todas las personas, tenía que llevarsela a ella? ¿Por qué no a mi en su lugar?

Si tan solo ese día no hubiese estado distraído, ella no hubiese tenido que rescatarme de aquel descuido...

Me odio, me detesto... y me tengo el mayor asco que podría sentir un ser viviente. Pero es que, yo ni siquiera estoy vivo, ya no, no sin ella.

Un ruido me sacó de mis pensamientos de lamento... y luego... un grito, una mujer estaba grtando, como pidiendo auxilio.

En seguida me reincorporé del suelo y salí corriendo a ayudarla, habían dos tipos armados con los que empecé a pelear, me apuñalaron. Caí al suelo, sentí que estaba a punto de morir, aquel momento que tanto esperaba, la verdad, pero...

Oí una voz... aquella voz que no escuchaba desde mi niñez, aquella dulce voz que tanto extrañaba.

-Hermana...- juraría estarla viendo, frente a mi, mi pequeña hermanita con sus ropas deportivas como siempre, las que siempre llevaba cuando salíamos a jugar o a explorar... las mismas que llevaba ese día.

-Hermano... me decepcionas- mi sonrisa desapareció en ese momento, y las lagrimas empezaron a brotar aún más fuerte, sin imaginar lo que me iba a decir -¿No fui yo la que te enseño a pelear? y ¿Que pasó con el tonto que daba de todo hasta el final? tu no eres mi hermano-

A pesar de como suene eso, lo entendí, había pasado toda la vida desde ese día hace años lamentandome de mi mismo y de mi vida, cuando ella era siempre la que me decía que diera todo hasta lograr lo que quería, que era un tonto, orgulloso y terco, pero que admiraba mi fuerza de voluntad como nadie.

¿Que pasó con ese lado de mi, que hace tanto deje olvidado por mis penas?

Ella me sonrió al saber que lo entendía, y acercó su cara a la mía -Aún no te ha llegado la hora, y lo sabes- se apartó un poco más de mi, con los brazos cruzados -Ahora levántate, tonto... y hasme sentir orgullosa-

No se sí aquella visión haya sido verdad, o si solo fue acto de mi imaginación y mi mal estado, pero me dio fuerza, la fuerza de saber que eso es lo que ella querría, y fuerza para levantarme y cumplirlo.

Y así pasó, vencí y viví otro día para contarlo, no deje de vestirme de negro (causa del luto que aún continuaba por mi hermana), pero viví feliz, ayudando a otras personas y sin rendirme nunca.

Y quiero que, los que conozcan mi historia, la tomen de ejemplo, y no desperdicien su vida en lamentos, ya que, es un regalo que se puede ir en un chasquido de dedos.

Cinco Años Despues...

La ciudad, seguía su ritmo infinito, rodeada de música y gente, mientras un periodico era entregado por un niño y leído por un hombre algo mayor, y, dentro de este...

"Joven muere evitando robo y asesinato a un grupo de niños menores de 13 años. Lo curioso de esta historia es que un policia asegura haber distinguido en sus ojos la imagen de un fondo blanco a pleno día, y una mano extendida hacia este.

El asesinato ocurrio a las 9:45pm este martes.

Nombre: Kijo Kisagami
Edad: 23 años"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

~♥ ¡Has tu comentario! tu opinion me importa mucho ♥~