Menú

30 de marzo de 2019

Sobre mi paradero

BY

No hay comentarios.:
Hello♥ transmitiendo en vivo desde mi nuevo liceo. Me sorprende un poco no haber hablado de esto directamente aún, así que lo suelto de una: me fui del país.

Ahora vivo en Montevideo, Uruguay, lo que significa muchas más oportunidades de las que teníamos antes. Sobre todo porque aquí hay seguridad y el ciudadano de a pie sobrevive con un salario, cosa que en Venezuela es tristemente imposible por los momentos.

Nos vinimos en diciembre y de hecho cumplí mis 17 años aquí. Pudimos encontrar casa (una casita prefabricada como del tamaño de un contenedor jajaja) y gracias a Dios tenemos sustento. Además por primera vez tengo un smartphone, desde el que les escribo justo ahora. Pero como seguimos en el proceso de instalarnos aún no tenemos wifi en casa, y es por eso que casi no he publicado este tiempo... aunque creo que me las he arreglado para no desaparecer.

Foto cortesía de mi mamá♥ (IAVA)
Ahora estoy cursando bachillerato en artes (!!!) en el Instituto Alfredo Vasquez Acevedo, o IAVA, o Hogwarts🔮 para los amigos. Es un liceo graaande de construcción muy bonita, tiene gimnasio con duchas 😮 —yo jamás había visto uno—, salones de música y teatro, una biblioteca propia, acceso a la biblioteca del sistema liceal y hasta un observatorio astronómico. Allí estoy viendo clases de Literatura, Historia del Arte, Filosofía, Física enfocada a las artes, Matemática, Música, Inglés, Plástica, y Expresión Corporal/Teatro. En Venezuela estaba a nada de graduarme y ahora tendré que recomenzar 5to y además hacer un 6to año que allá no existe, pero de verdad que esto lo hace más ligero y motiva mucho para seguir el curso que viene✨

Uno de los viejos salones de arte, en el subsuelo
Además me encantan las calles del centro, son preciosas 😍 hay muchos puestos de artesanos y bella arquitectura, se siente mucho la presencia del turismo y todo el intecambio cultural que se da por la zona. Cuando llegué fue rarísimo ver la cantidad de turistas que había, viniendo de un lugar en el que por obvios motivos no prospera ese negocio, y de repente encontrarme con gente hablando en japonés, francés, inglés, portugués... ver la oleada de gente llegando desde Argentina a veranear. Como digo: rarísimo. Y estupendo.

Las calles son muy fotogénicas
Sobre todo puedo decir con gusto que no es lo que me habían dado a entender los videos que vimos en YouTube antes de venir jeje 😅 Montevideo no es para nada un pueblito gris desprovisto de McDonalds, edificios e influencia exterior. Solo son muy de su zona.

Reina la lucha por la inclusión (y algunos extremos ideológicos, porque los hay), la moda tumblr, las exposiciones de arte, el mate por doquier, graffitis geniales —con los que me ubico cuando voy sola jaja—, los perros 🐾🐶 las tiendas con nombres poco pensados (??) y las tatoo/barber shops; tengo un par de años queriendo aprender a tatuar y ahora mis padres me lo están incentivando más que nunca.

Un graffiti increíble que hay en mi calle
Pero sobre todo reina la gente amable. Casi todos nos han recibido con los brazos abiertos y una sonrisa, nos han ofrecido ayuda, apoyo e incluso amistad. Y es algo que agradezco en demasía.

La zona en la que vivimos se llama "La Teja", un barrio —como les dicen aquí— alejado del centro, con casas bonitas y aceras torcidas, donde reina el cesped sobre el cemento. A veces voy por la calle sin escuchar a nadie hablar y me siento un poco como si estuviera en casa. Como le dije a una amiga hace poco: es un sentimiento agridulce.

"La Teja"
En fin, que me mude y no hay internet fijo en casa jaja. Pero me verán por aquí hablando de lo que hicimos el fin de semana o el libro que me prestaron en la biblioteca del barrio y aprovechando todas las señales de wifi que se me pasen por enfrente, aunque no este publicando siempre en el blog. De vez en cuando subo fotos en mi instagram y así✨

Y pues eso. Pasen un buen día/semana/mes/año y nos leemos pronto! 😉😉

No hay comentarios.: